Escritura terapéutica: para afrontar tus problemas

Si pensabas que ya no había alternativas para afrontar exitosamente las presiones y el estrés que nos causa la dinámica de la vida actual, te tenemos excelentes noticias, ya que mediante la escritura terapéutica, se pueden liberar las tensiones y conseguir el bienestar.
Seguramente que a ti, como a la gran mayoría de  seres humanos, te ha tocado transitar por etapas difíciles en tu vida que te llenan de gran ansiedad y angustia.
Afortunadamente, existe particularmente una terapia disponible que ha dado resultados increíbles para superar estos momentos difíciles y que seguramente también a ti te ayudará.
¿Te interesaría saber de qué se trata la escritura terapéutica? Sigue leyendo y te enterarás de todo.

Escritura Terapéutica: Una alternativa diferente

Efectivamente, este es el nombre con que se conoce la nueva y efectiva manera de drenar todas esas tensiones ocasionadas por las presiones emocionales, financieras, laborales y en fin; todas esas situaciones que atentan contra nuestra paz y tranquilidad.

Esta terapia no tiene como finalidad, dar a conocer las habilidades literarias que tú puedas tener ni nada parecido. Es más bien una nueva herramienta para que puedas expresarte silenciosamente pero con mucha asertividad, en referencia a todo aquello que no sabes o no puedes expresar por otras vías.

¿Cómo surge esta nueva terapia?

El nacimiento de esta alternativa terapéutica se remonta a los años ’60 cuando el psicólogo estadounidense Ira Progoff, seguidor y discípulo de Carl Jung, introdujo el concepto del  “Método del Diario Intensivo”; como un medio intrínseco de exploración y de expresión particular a través de la escritura de un diario bien estructurado.
A partir de esa fecha, son diversos los estudios que han avalado el éxito de la escritura terapéutica y se ha convertido en práctica habitual; por muchos profesionales de la psicología en sus tratamientos.
Aunque hoy se sigue practicando en el formato original, la evolución de su aplicación ha logrado desencadenar toda una verdadera avalancha de publicaciones; como lo son los métodos de autoayuda que se inclinan por el uso del diario reflexivo, como instrumento indispensable  para la superación de conflictos personales.

¿Cómo puedes implementar esta revolucionaria terapia en tu vida?

En realidad no es tan difícil como quizás en principio te pudiera parecer. Para comenzar, debes disponer de un bolígrafo y una hoja de papel. Ahora debes buscar un lugar donde te encuentres a gusto y alejado lo más posible del ruido.
Si no afecta tu concentración, puedes incluir en el ambiente algo de música suave o quizás una vela aromática.
Una vez tengas todo preparado, te damos las siguientes sugerencias:

1. Deja que tu mente manifieste sus inquietudes

Sin una idea pre establecida, toma bolígrafo y papel para que durante media hora plasmes  en él; todo aquello que pase por tu mente. Procura no evaluar profundamente el material que va surgiendo, sin importar que carezca de sentido.
También es válido hacer dibujos, listados y en fin; todo lo que tu cabeza vaya descargando en el papel.

2. Procede a desahogarte

Es el momento de que transcribas todo aquello que te está afectando.
Preferiblemente, hazlo en una hoja nueva. Hazte cuenta que te estás dirigiendo directamente al motivo de tu pesadumbre y que no tienes barreras para expresarte.
No te guardes nada, piensa que es tu última oportunidad para que saques de tu ser; tus temores, rabia, tu dolor y en fin; todas aquellas cosas que conlleven una carga emocional negativa.

3. Escribe los rasgos que te disgustan de ti

Es el momento de que te sinceres contigo mismo y de plasmar por escrito y en forma objetiva, todos esos rasgos de tu personalidad que te desagradan.
Si lo prefieres, no te limites a lo puramente emocional e incluye caracteres físicos, aspectos laborales y en fin; todo lo que te incomoda.

4. Escribe tus sueños y anhelos

Sin importar si son realizables en la práctica o no, deja que tu mente divague y olvídate del tiempo y espacio; escribiendo esas situaciones en que tanto deseas estar.
Soñar alienta el espíritu y te acerca más a provocar las acciones necesarias, para convertir tus sueños en realidad.

5. Tú decides que hacer con tus escritos

Aunque son de carácter personal, es tu elección compartirlo con alguna persona de tu más alta estima o de quien puedas recibir un feed back asertivo.
Puedes también quemarlos y repetir esta terapia las veces que lo creas necesario. También se pueden dar los casos de personas que comienzan a descubrir sus habilidades literarias y pueden comenzar a escribir desde cuentos pequeños, hasta novelas y ensayos, un descubrimiento que sin dudas, además de ayudar a sanar emocionalmente, puede servir también para ayudar a los demás.
Share on Google Plus

About Acontecer del Cibao

0 comentarios: